La xerostomía

La xerostomía es la manifestación subjetiva del bajo flujo salival, se caracteriza por presentar palidez y atrofia de las mucosas; altera la biopelícula dental y produce caries, mucositis, candidiasis oral, enfermedad periodontal y halitosis. Los pacientes refieren dolor, ardor, dificultad para masticar y para el uso de prótesis muco soportada.

La prevalencia es aproximadamente de 20 % en sujetos mayores de 60 años

La etiología de la xerostomía es multifactorial. Se encuentra asociada a diferentes patologías:

  • Radioterapia.
  • Síndrome de Sjogrens, artritis reumatóide, lúpus eritematoso sistêmico.
  • Patología de glándulas salivales.
  • Diabetes Mellitus.
  • Pacientes inmuno suprimidos.
  • Edad avanzada.
  • Tabaquismo crónico.

Sin embargo la principal y más común causa es por la ingesta crónica de medicamentos, entre los que se destacan:

  • Antihistamínicos.
  • Antihipertensivos.
  • Analgésicos opiodes.
  • Antiparkinsonianos.
  • Anticolinérgicos.
  • Antidepresivos Tricíclicos.
  • Antipsicóticos.
  • Benzodiacepinas.
  • Diuréticos.
  • Fenotiazina.
  • Hipotensores.
  • Inhibidores de la recaptación de serotonina.

Para el manejo y control de la xerostomia y evitar los efectos colaterales de esta, el odontólogo evalúa la causa principal y ordena sustitutos de saliva los cuales ayudan a mantener húmeda la cavidad oral y mejoran la calidad de vida del paciente.

Consulte a su especialista aquí.